11 mayo 2008

Cacerola Fashion Tour

Aquella ollita negra pal arróz...

El Diario La Nación con la objetividad que lo caracateriza muestra en su portada digital a los caceroleros de algunos barrios de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, que habrían salido a invadir la ciudad con sus reclamos. Para que la cosa tome color, voy a insertar una foto de las tomadas por el susodicho pasquín:

Analizemos un poco esta imagen. Podemos observar que los caceroleros están ubicados en el cruce de dos de las Avenidas más "chetas" de Buenos Aires: Santa Fe y Coronel Díaz. Las ropas y el aspecto de los que están protestando es obvio por si mismo, pero para tener una buena pista observemos a la mujer que está en la parte derecha inferior de la imagen. Toda una campesina.

Y ahora, algunos párrafos de la nota que acompaña a esta imagen:

"En Belgrano, Barrio Norte y Palermo, los vecinos protestaron sumándose al reclamo rural en el cuarto día de la reanudación del paro agrario"

"En algunos barrios de Capital Federal como Belgrano, Barrio Norte y Palermo, se escucharon cacerolas que extendieron a la ciudad los ecos del conflicto que originó la aplicación de las retenciones móviles."

"Bajo la consigna "Basta. Apoyemos al campo", todas las edades estuvieron representadas en las veredas y parte de la calzada de Santa Fe y Coronel Díaz, jovenes con carteles, ancianas golpeando las tapas de sus ollas, hombres y mujeres haciendo oir su voz, fue el panorama que se vivió hasta poco antes de las diez de la noche. "

Mi abuela hubiera usado su vieja olla negra de fierro. Y no para cocinar.

Marcelo Fernández Olivares

http://www.lanacion.com.ar/politica/nota.asp?nota_id=1011686&pid=4420144&toi=5825

3 comentarios:

DIDÍ dijo...

Me quedó la duda de la olla negra de tu abuela. Tuve la desgracia de pasar por esa distinguida esquina porteña a esa hora.

PresiDiario dijo...

Vayamos al cacerolazo y ya que estamos en la esquina, entremos al Alto Palermo a ver si renovaron vidrieras!

Bueno che, el chetaje también es ciudadanía, no? Y no sólo los más postergados tienen derecho a manifestarse (fin de comentario políticamente correcto).

Pero bué, esta nota es de un diario que apunta a esa clase social.

Es importante, de todas formas, quienes son los que hecen el reclamo y no caer en el reduccionismo de LA CIUDAD y EL CAMPO que imponen los medios y repite la lorada.
Podríamos decir entonces: determinado sector social de determinado punto geográfico del país que, a su vez, caga a otra clase social urbana y paraliza económicamente a otra clase social del interior.

Por lo menos así, lo veo yo (Nimo dixit).

Saludos.

Anónimo dijo...

Y si, la olla negra de mi abuela hubiera servido bastante, pero como arma contundente y pesada. Mi abuela era de pocas pulgas.

Marcelo Fernández