27 julio 2007

Volvió un día

Volvió y será millones: El Riesgo País


Como en una novela de resucitados, apareció de nuevo el Riesgo País, traido de la mano de la "crisis financiera". La caida de las Bolsas en el mundo y la consiguiente huida de los Fondos Buitre del mercado nacional, impulsaron la reaparición de este índice. Inventado por J.P. Morgan, sirve para determinar la rentabilidad (confiabilidad) de los bonos de inversión.
Ésos bonos son bonos de la Deuda Externa, Privada y Pública. Los Fondos Buitres volvieron al país luego de la Reestructuración de la Deuda Externa, una operación que les aseguró una alta rentabilidad en dólares (por la emisión del Bono, su compra o alquiler).
Cuando los problemas financieros en Estados Unidos (la burbuja hipotecaria a punto de estallar por el tambaleo de los créditos para viviendas nuevas) echaron abajo a Wall Street, las pérdidas amenazaron a esos Fondos.
Por lo tanto necesitaron dólares para cubrir las posibles pérdidas en Estados Unidos y salieron a vender Bonos de la Deuda.
Como los bonos se venden debido a la necesidad de obtener dólares frescos, el precio de los mismos cae, y por tanto, el margen se reduce.
Debido a las ventas, la rentabilidad de los bonos quedó recortada. En ese contexto, los Fondos Buitre huyeron, dejando sin dólares a la plaza financiera. Obviamente, sube el dolar y el gobierno sale a vender para cubrir la iliquidez.
J.P. Morgan, ni lerdo ni perezoso, resucita el Riesgo País, que hoy ha llegado a 500 puntos, de la mano de la medición de la rentabilidad de los Bonos de la Deuda.
No es que "se refugien" en Bonos Seguros, sino que venden para cubrir posibles pérdidas en otras especulaciones.
El presidente se queja de esos Fondos Buitre pero antes estimuló su apetito mediante la reestructuración de la deuda.
¿Asi que todo esto le suena a timba?
Le suena bien amigo...
Póngale 5 pesos a la cabeza y 5 a los diez...
Marcelo Daniel Fernández
de la redacción de Urticultura

2 comentarios:

el negro niro dijo...

A mi sus especulaciones financieras poco me importan, yo tengo invertido todo mi capital en tanques de GNC.

Anónimo dijo...

Jua, mejor invertirlo en dulce de leche, mejor, en queso dado que permite almacenar más leche en menos espacio. Aunque pensándolo bien, para eso está la leche condensada.

Marcelo