02 julio 2006

Así llegué a ser quién soy

por Dr. Nicanor Ardilla

Nací en el seno de una familia típica capitalista: pobre. Argentino de nacimiento y porteño por elección... por elección de mi madre, que cuando tenía once años me dijo: “Ya está grande mi gorrión... andá pa´ Güeno Jaires y mandame plata”. Nací en Lobos, aquella bella ciudad que si no tuviese la famosa laguna no recibiría más visitas que la de algunos políticos embusteros en época de elecciones. Justamente en una de estas ocasiones conocí a Evita... la dulce e inmaculada Evita. Bueno en realidad a ella no la conocí así como lo que se dice “conocer”. Lo que pasó es que en el ´52 vino a mi pueblo un representante de su fundación y me regaló desinteresadamente mis primeros botines... todavía recuerdo sus palabras:
- “Hey niño, te veo con mucho hambre... ¿quieres unos botines?
- Si, señor de traje – le dije con menos hambre.
- Toma, cuídalo. Ve a tu casa y dile a tus padres que voten a Perón... si gana te daré el otro.

Finas y justas palabras. Fue mi primer contacto con la política y la última vez que un político no me mintió... ocho meses después volvió el señor de traje y me entregó el botín izquierdo, y comenzó junto al par de botines completo una desenfrenada pasión por el General y sus políticas de protección directa de las masas.
Años después de este hecho, llegué a esta gris ciudad y comenzó mi maratónica carrera hacia el éxito que hoy me rodea. Conocí el arte del carterismo en el tren, y así conseguí mis primeras monedas con las que compré los cordones de los botines y una boina. A los 19 años salí del hotel gratuito que el estado procura a los ladrones juveniles y al pisar la calle ocurrió algo que me salvó la vida... conocí a Don Rogelio, un gallego muy simpático. Él me atropelló con su taxi Siam Di Tella y me llevó al hospital. Semanas después me desperté y me ofreció manejar su taxi chocado. Esto ocurrió hace... mmm... más de 40 años, desde ese día hasta hoy no tengo nada nuevo que contar. Sólo que el Siam Di Tella está impecable, casi ni se nota el choque de frente, ni el de atrás, y el resto son detalles. A parte el hijo de Don Rogelio, mi actual patrón, ya no me pega cuando choco.
Mi cultura es la calle, mi religión el asfalto, mi madre son todas las prostitutas, mi padre todos los borrachos. La calle es mi ámbito y “la escuela” que llenó los baches educacionales que me dejó el colegio... cuando yo lo dejé a él... a fines de 2° grado.
Soy un hombre de firme palabra, si digo “no”, generalmente es no. Tengo un espeso bigote y la misma boina que hace casi 50 años. Le tengo miedo a las palomas y el mismo respeto al mar que a la autoridad. Soy Peronista de Perón, no adhiero con las nuevas tendencias justicialistas que pretenden llamarse peronistas. El último discípulo del General está exiliado en un país trasandino, de él para adelante desapareció de la escena política el dogma revolucionario de Perón. Hoy las masas prefieren conformarse con las migajas, no como antes que todos vivíamos bien.
¡¡¡NO INVOQUEN MÁS EL NOMBRE DEL GENERAL EN VANO!!!
¡¡¡BASTA DE MENTIRAS!!!

Y les digo más: más.

Dr. N. Ardilla.

8 comentarios:

lucho el correntino dijo...

todo esto es una bosta! pongan algo de ricky martin, o alguna noticia sobre la reunion de los bee gees en el cielo

Dr. N. Ardilla dijo...

Soy el paladín de las masas...
Soy el amo y señor de la cultura...
Soy peronista de Perón...
Pero no voy a soportar que un provinciano me diga lo que debo hacer.
Los Ricardo Martín y los Bee Gees son gays... y los gays son mujeres devaluadas... perdón... más devaluadas.
Me das lástima... correntino.

evo pacifico dijo...

cuánta alegría nos han brindado los hermanos gees, y cuánto hemos apretado con los temas de Matias Martin. Gracias por el recuerdo y un saludo a "nuestros hermanos correntinos"

Hipólito Leandro Yrialem dijo...

Esta es una pregunta para el dr. N. Ardilla... ¿Es verdad que el "General" perón durante su exilio en España autosatisfacía sus deseos sexuales con una fotografía de PETETE el famosísimo personaje de Manuel García Ferré?

Dr. N. Ardilla dijo...

Esta respuesta es para el "vende patria" que no quiero nombrar... pero que pertenece a la ya extinguida miseria radical.

Su apellido me hace acordar a 2 de las peores escorias de la historia argentina.

Por otro lado, lo quiero denunciar publicamente, por ser el autor de la falacia de que al General no le cortaron las manos, sino que "se le gastaron de tanto darse placer a si mismo con diferentes seres que ni siquiera existían", según su publicación en el folletín de su partido.

Le comunico que desde la unidad básica de Long Champs, estamos gestionando la replesalia que se merece... y le recuerdo:
"a palabras necias... balas sordas"

Con odio peronista...

Anónimo dijo...

Here are some links that I believe will be interested

Anónimo dijo...

Here are some links that I believe will be interested

Anónimo dijo...

I like it! Keep up the good work. Thanks for sharing this wonderful site with us.
»