25 septiembre 2007

Hijos de Puta

Reverendísimos hijos de puta...

El escritor Mempo Giardinelli publicó hoy, 25 de setiembre de 2007, en Página 12 una nota sobre la situación de los pueblos originarios en El Chaco. La tremebunda situación, la terrible situación de desprotección absoluta y total.
El Chaco ha culminado recién un proceso electoral, en donde resultó ganador Jorge Capitanich, que ya ocupó cargos en la Legislatura y en el Gobierno. Su contrincante fue Angel Rozas, también legislador, y que ha pasado también por la función pública. El Gobernador Roy Nikisch ha estado hace pocas semanas en Alemania hablando de los Pueblos Originarios. Todos están en la foto que encabeza este artículo.
Además figura María José Lubertino, presidenta del INADI, también ex-legisladora y funcionaria en varias oportunidades.
En el sitio oficial de la provincia del Chaco (link incluido a pie de página) aparecen todas las leyes que "protegen" a los pueblos originarios.
Ninguno de éstos personajes, ni las leyes que se proclaman a viva voz, han cumplido. El artículo de Mempo Giardinelli termina por pintar una situación que conocemos pero que siempre sorprende. Es Argentina, el país que exporta comida. El país que no mira. El país que no miramos.
El país que se postula como no racista, crisol de razas, granero del mundo. Es éste país...
Extractos del Artículo de Mempo Giardinelli:
"Aunque el frente del hospital está recién pintado, detrás hay un basural a cielo abierto en medio de dos pabellones. Vidrios y muebles rotos, escombros, radiografías, cascotes y deshechos quirúrgicos enmarcan las salas donde los pacientes son sólo cuerpos chupados por enfermedades como la tuberculosis o el Chagas. Me impresiona la mucha gente que hay tirada en los pisos, no sé si son pacientes o familiares, lo mismo da."
"Entramos –nuevamente por atrás– al Hospital de Castelli, que se supone atiende al 90 o 95 por ciento de los aborígenes de todo el Impenetrable. Lo que veo allí me golpea el pecho, las sienes, los huevos: por lo menos dos docenas de seres en condiciones definitivamente inhumanas. Parecen ex personas, apenas piel sobre huesos, cuerpos como los de los campos de concentración nazis."

"Una mujer de 37 años que pesa menos de 30 kilos parece tener más de 70. No puede alzar los brazos, no entiende lo que se le pregunta. Cinco metros más allá una anciana (o eso parece) es apenas un montoncito de huesos sobre una cama desvencijada. El olor rancio es insoportable, las moscas gordas parecen ser lo único saludable, no hay médicos a la vista e impera un silencio espeso, pesado y acusador como el de los familiares que esperan junto a las camas, o tirados en el piso del pasillo, también aquí, sobre mantas mugrientas, quietos como quien espera a la Muerte, esa condenada que encima, aquí, se demora en venir."

"Después viajamos otra hora y el cuadro se hace más y más grotesco. Paramos en Fortín Lavalle, Villa Río Bermejito, las tierras allende el Puente La Sirena, los parajes El Colchón, El Espinillo y varios más. Son decenas de ranchos de barro y paja, taperas infames donde se hacinan familias de la etnia Qom (tobas). Todas, sin excepción, en condiciones infrahumanas."
"Y aunque algunas buenas almas urbanas digan lo contrario, y se escandalicen ciertas dirigencias, en el ahora ex Impenetrable chaqueño palabras duras como exterminio o genocidio tienen vigencia."
¡Hijos de puta, por tanto muerto, por tanto abandono. Hijos de puta!!!
Marcelo Daniel Fernández Olivares
http://www.pagina12.com.ar/diario/contratapa/13-91958-2007-09-25.html
http://pueblosoriginarios.chaco.gov.ar/

4 comentarios:

Anónimo dijo...

que caras de garca tienen esos hijos de putaaaa

ojala nunca les pase a uds.. garcas

codigo da vinci dijo...

y te quedas corto con la puteada, que locura, que impotencia,que increible.....
y donde esta el Presidente..., hablando boludeces como siempre
Basta de tapar estas cosassss
y si me indigne...
Parafraseando a Las Manos de Fillipi vayanse todos a la concha de su madre..

Anónimo dijo...

Acompaño: son unos hijos de una corporación de putas, con perdón de las putas...

Marcelo

Anónimo dijo...

¡Què horror! Y yo acà, tomàndome un matecocido con unos pancitos don manteca.